Carrito

El cannabis clásico que se utiliza con fines recreativos contiene altos porcentajes de THC (que, junto con el CBD, es básicamente el cannabinoide que invita a tomar marihuana).

El cannabis medicinal también contiene THC y CBD; de hecho, estas son las principales variedades de marihuana medicinal que se utilizan en Europapara fabricar fármacos cannabinoides galénicos:

  • FM2 , con THC 5-8% y CBD 7.5-12%
  • FM1 , con THC 13-20% y CBD <1%
  • Bedrocan , con THC 22% y CBD <1%
  • Bediol , con THC 6% y CBD 8%
  • Bedica, con THC 14% y CBD <1%
  • Bedrobinol , con THC 12% y CBD <1%
  • Bedrolite , con THC <0,4% y CBD 9%
  • Pedanios , con THC 22% y CBD <1%

Todos, absolutamente todos, contienen THC. Y todas las variedades, excepto Pedanios, lo contienen en altos porcentajes. Entonces, ¿por qué los efectos secundarios son tan diferentes del consumo de cannabis recreativo?

La razón es simplemente la concentración de THC. En los medicamentos a base de cannabinoides, el THC está poco concentrado, aunque es suficiente para tratar algunas patologías y síntomas como espasmos musculares, glaucoma, náuseas, entre otros.

Sin embargo, cuando se fuma un porro, el THC está muy concentrado y, por tanto, los efectos secundarios de su ingesta son más intensos y graves que los de la marihuana medicinal.

Por otra parte, los efectos secundarios de los fármacos a base de cannabis son muy leves (además de temporales).

Leave a Reply

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?